Para qué sirve el coaching

Según la ICF (International coach Federation) el coaching es “la relación profesional continuada que ayuda a obtener resultados extraordiarios en la vida, profesión, empresas o negocios de las personas. Mediante el proceso de coaching, el cliente profundiza en su conocimiento, aumenta su rendimiento y mejora su calidad de vida”. 

Al cambiar la forma de abordar el tema, la persona cambia la lógica ordinaria en la obtención de resultados consiguiendo que estos sean extraordinarios. El coaching se basa en el acompañamiento de un coach que facilita que una persona modifique la forma que tiene de relacionarse consigo misma para abordar un objetivo concreto.

La satisfacción de las demandas personales requiere el desarrollo de las propias capacidades de afrontamiento de la realidad. El coaching pretende generar un giro en la percepción de su entorno (cambio de observador). La persona obtiene una mayor confianza en su capacidad de acción (autoeficacia), apoyándose en sus fortalezas y recursos personales. Mediante el coaching de produce la búsqueda de una acción diferente y mejor adaptada a los objetivos. 

Deja un comentario